Mensajes concatenadas

Un servicio de mensajes cortos concatenados es usado para superar el límite del número de caracteres que pueden ser enviados en una única transmisión de mensajes de texto SMS (generalmente 160 caracteres). Con este método, el dispositivo de envío divide el mensaje largo en mensajes menores que son recombinados en la extremidad receptora, con cada mensaje menor siendo cobrado separadamente.  

Con este recurso, el mensaje completo aparece para el usuario destinatario como un único mensaje de texto largo (un mensaje SMS concatenado). En redes que no soportan SMS concatenados, cada mensaje menor es entregado como mensaje de texto SMS individual.