Insight

Construcción de un ecosistema móvil centrado en el usuario

Las tecnologías móviles están convergiendo para incluir a todos los participantes, que, si disponen del poder necesario, pueden llevar adelante una nueva era en el espacio móvil.

February 26 2016

La tecnología móvil se ha convertido en un mercado global interconectado que incluye a múltiples participantes que compiten por la supremacía. La carrera para conseguir el mayor aumento en la cantidad de usuarios, para crear maneras innovadoras de resaltar, vender y conservar el contenido del consumidor ha comenzado de manera simultánea una carrera, una maratón y una codependencia - la variable no planeada que surge de todo esto.

Los usuarios de hoy en día valoran la comodidad sobre todo lo demás porque está de oferta. Girar hacia esta experiencia centrada en el usuario no era un movimiento inesperado porque la gente tampoco se negó a tener agua corriente u otras comodidades que damos por sentado. Sin embargo, la gran noticia es que el cambio a lo móvil debido a la mayor comodidad tuvo un impacto sobre la evolución del consumo de contenido.

La evolución impulsada por el usuario

Como usuarios, es inevitable que consideremos las experiencias web cada vez menos atractivas. Hoy, queremos acceder a nuestros servicios de manera instantánea. Por eso Netflix está convirtiendo en obsoleta la piratería de video. A su vez, el aspecto especializado de los servicios mismos, resolver un problema particular como punto de partida para la fase de crecimiento inicial, significa utilizar otras plataformas para lanzar diferentes aspectos del negocio. En lugar de crear su propia base de usuarios, los servicios ahora están comenzando a usar aplicaciones de mensajería para llegar de manera instantánea a la mayor audiencia posible. De manera similar, la autorización de servicios basada en Google facilita el acceso de los usuarios a servicios y aplicaciones que no sean de Google.

Esta nueva evolución se basa en el usuario, y, sin importar el objetivo final de generar ingresos adicionales dentro del ecosistema, todo esto está sucediendo porque los usuarios han limitado los períodos de atención digital que están dispuestos a emplear en sus experiencias.

Con esto, la tecnología móvil se ha convertido en el nuevo escritorio, el único disponible cuando estamos en movimiento, y los usuarios son bombardeados de forma constante con información que captura su atención inmediatamente. Las tiendas de aplicaciones saturadas y los servicios innovadores demuestran que hay mucho más allí afuera, y todos compiten por un poco de esa atención. Debido a que todo es móvil, a que los usuarios reciben un ingreso constante de datos mientras están en movimiento, los negocios necesitan crear contenido atractivo y único, que se integre perfectamente con las actividades diarias de los usuarios. Si no es así, se irán. La atención del usuario es lo primordial, y la comodidad es lo que le sigue. Esta es también la razón por la cual es preferible una relación simbiótica, beneficiosa para ambas partes, a la falta de comodidad para muchos proveedores de servicios.

Sin embargo, esta es solo la convergencia dentro de una rama del ecosistema móvil completo. ¿Cómo podemos elevar esta experiencia a nivel global e incluir a todos los participantes, que, cuando cuenten con el poder necesario, podrán llevar adelante una nueva era en el espacio móvil?

Conectar el ecosistema

En primer lugar, el desafío es volverse global. ¿Cómo pueden las empresas continuar esta relación simbiótica entre ellas y ofrecer servicios que converjan a una audiencia de usuarios global a través de un medio móvil que ya está centrado firmemente en brindar cualquier cosa que los usuarios necesiten en el momento correcto?

Para resolver esto, necesitamos volver a examinar el proceso, que no era exactamente inclusivo a lo largo de este cambio a lo móvil. Los mayores interesados, como los operadores móviles, no tenían mucha cabida en esta ecuación, lo que llevó a la alteración del ecosistema y a la disminución de la satisfacción del usuario. Las empresas, las nuevos emprendimientos y las plataformas innovadoras establecidas necesitaban una manera de brindar sus servicios a los usuarios que, por definición, también eran usuarios de los operadores móviles locales. Los operadores de redes móviles, a su vez, necesitaban monetizar y controlar los datos y el tráfico basado en GSM que viajaba en sus redes. Al principio, en lugar de ir de la mano, los objetivos crearon fricción. Luego, surgieron las plataformas especializadas, que brindaron un espacio a las asociaciones empresariales de confianza y empoderaron a las redes de los operadores con capas de seguridad confiables, lo cual minimizó el spam y el fraude. Estas compañías expertas agregaron valor de los dos lados del ecosistema al superar las barreras tecnológicas entre las compañías de telecomunicaciones y las tecnologías empresariales. Ahora, lo móvil se sentía verdaderamente conectado.

BaaS: El modelo de operador cooperativo que podría superar las diferencias entre las compañías de telecomunicaciones y las empresas

Sin embargo, la creación de un puente tecnológico entre estas dos partes fue solo el primer paso. Para crear oportunidades nunca antes vistas dentro del ecosistema, esta cooperación de tres partes también tendrá que crear un lazo codependiente. ¿Por qué? Realizar solo la conexión no alivia todos los puntos conflictivos para todos los interesados.

Para los operadores, desarrollar y mantener servicios orientados al consumidor es una tarea que consume mucho tiempo y recursos, que, tradicionalmente, se ha encontrado fuera del alcance usual de sus negocios. Además, aprovechar la cartera de consumidores y brindarles un soporte de alto nivel para este tipo de servicios agrega un esfuerzo adicional a los recursos de los operadores. Sin embargo, garantizar la entrega de servicios y la disposición de una plataforma realmente global para que las empresas alcancen a sus usuarios es un problema que la mayoría de las compañías más modernas quieren resolver a toda costa.

A lo largo de años de experiencia y de inversión en investigación y desarrollo, las compañías tecnológicas especializadas han combinado el desarrollo de sus instalaciones y se han apoyado en relaciones existentes con los operadores móviles en todo el mundo para satisfacer los requerimientos de los negocios actuales a partir del servicio de alta calidad brindado con cobertura mundial. Ahora, a través del modelo de negocio como servicio, las compañías como Infobip se están volviendo modulares, lo que les permite perfeccionar la manera de actuar como intermediarios mediante la gestión de la mayoría de los puntos conflictivos de los operadores y las empresas. Estos incluyen todo: desde la generación de tráfico de SMS A2P y la consultoría profunda para generar oportunidades de mercado hasta cumplir con los requisitos empresariales modernos relacionados con los sistemas de TI y los problemas de integración.

Una evolución de este estilo no solo impulsa el sistema de distribución móvil, sino que también permite que ambos extremos del espectro se centren en crear servicios innovadores para los usuarios finales.

Darle poder al ecosistema con una arquitectura fuerte

Impulsar el ecosistema completo con una plataforma de conectividad inmensa no es una tarea fácil. Implica crear una arquitectura expansible de alto rendimiento que resuelva las necesidades de comunicación más desafiantes. También significa impulsar enormes volúmenes de tráfico y brindar soporte a cientos de nuevas características que dan a las empresas la capacidad de crear experiencias atractivas. Impulsado con las ofertas del operador, esto posiblemente cause un salto cuántico en lo que respecta a la interconectividad móvil.

En una era en la que el usuario establece las reglas por sobre todas las cosas, lo más increíble de las plataformas de comunicación móvil está construido en la cima del ecosistema completo que trabaja en conjunto. Y todos haremos eso mismo para crear servicios nuevos y atractivos que eleven la experiencia del usuario, impulsen la demanda del consumidor y lleguen de manera universal a la población mundial.